jueves, febrero 16, 2012

Inhala Cap 4

Capítulo dedica a Mel, por inspirar sin darse cuenta.

ANTES

Durante la siguiente semana Mel intentó convencerse de que hablar con Daniel no era nada del otro mundo. Sí, lo había ofendido y sí, también le había roto una declaración de amor en sus narices, pero sólo porque creyó que se trataba de un vanidoso intento por ofrecerle su número de teléfono.
¡Cómo iba a saber que era una carta!
De todos modos, sólo iría con él en la hora de colación y se disculparía, no había nada de grave en eso.
Que secretamente estuviera deseando que él se declarara otra vez era pura coincidencia.
Por eso, con un último acopio de valentía se dirigió hacia la cafetería con la cabeza en alto. No era tan estúpida para ir directo a su mesa y disculparse en público, además estaba el idiota de Alán ahí.
Lo cierto es que Mel albergaba la esperanza de que al verla, Daniel se acercara, era mucho pedir y lo sabía, pero se había esmerado tanto en lucir decente esa mañana…
Observó sus piernas, descubiertas y mostrándose más de la cuenta. Tampoco se trataba de una minifalda ni nada similar, eran unos pantaloncillos cortos de jeans, cubrían la mitad de su muslo, pero de todos modos se sintió incómodo. Diferente de lo que muchos creían, a Mel no le gustaba ser el centro de atención ni captar todas las miradas.
Sí, había estado por dos largos e interminables años en el equipo de animadoras. ¿ y qué?
En cuanto se cumplió el plazo y su mamá quedó contenta, ella corrió a inscribirse en el equipo de baloncesto en el colegio.
Fingió no ver como algunos chicos la miraban y depositó su bandeja en la mesa donde acostumbraba sentarse.
Sola.
No estaba tan mal, ni siquiera extrañaba a Angie, ¿Por qué lo haría?
Ella la había ridiculizado, ¿No era eso lo peor que una amiga podía hacer?
Dio un vistazo a sus tacones altos y una oleada de vergüenza incendió su rostro. Se estaba comportando igual que Angie, ambas, unas ridículas que actuaban como idiotas por atraer a un chico.
¡Dios!
Un arrebato de furia la sacudió y dejó su bandeja tirada para avanzar a la mesa vecina.
En ella un par de chicas cuyos nombres apenas recordaba, se encontraba riendo de algo en el celular de una de ellas y en la esquina opuesta… Daniel, mirando la comida de su plato.
Al parecer ni siquiera había notado su cambio de look.
Fantástico, ella se disfrazaba como una Barbie y él sin darse cuenta. Lo que sólo servía para dar fuerza a su argumento de que las mujeres se volvían idiotas cuando estaban enamoradas… No que ella lo estuviera o algo así.
Mel avanzó hasta la mesa donde él estaba y se plantó frente a él. Tuvo que sacudirle el hombro para que éste la mirara. Se dijo a sí misma que el cosquilleo en su barriga era cosa de su imaginación.
—Antes de que digas algo. Escúchame —, le pidió con un tono que en realidad no daba espacio a réplicas, en cualquier caso Daniel no tenía problemas en obedecer, Mel lo dedujo en cuanto arqueó sus cejas expectantes y cruzó ambos brazos contra su pecho.
Lo admiró por ello.
—Cometí un error. Fui una mal educada y te debo una disculpa por ello.
—No fue gran cosa —la indiferencia de él la dejó boquiabierta, pudo haberse aprovechado de la situación. Fingir orgullo, quién sabe, en cambio Daniel sólo estaba dejándolo pasar.
—No —mintió, percatándose de que, aunque estaban hablando con tono normal, un par de miradas se había fijado en ellos, y por un par se refería a las dos porristas que antes reían con el teléfono celular— Supongo que no.
Al ver que no decía nada, sacó el celular del bolsillo y cayó en lo que según la mayoría de los adolescentes, es el peor recurso de todos: fingió una llamada.
Tres minutos después, y un montón de balbuceo improvisado, cortó.
—En vista de que has aceptado mis disculpas. Y que me ha surgido algo de última hora —no había necesidad de susurrar eso último—, me retiro.
Al llegar a la salida de la cafetería se dio cuenta, demasiado tarde, de que no había probado un bocado.
Fue aterrador que su estómago escogiera justo ese momento para gruñir.
Se pasó el resto de la hora convenciéndose de que el hambre era algo sicológico, pero cuando el timbre sonó, comenzó a marearse.
Por supuesto, no era la primera vez que se quedaba sin comida, sin embargo, los nervios parecían haber hecho de las suyas aumentando la sensación de sopor.
***
—¿Alguien tiene alguna idea? —preguntó Angie, la secretaria de curso y hasta hace poco, su mejor amiga.
—¿Entonces?
—Yo me conformo con que hayan chicas y alcohol —soltó Marcos, el payaso de la clase, era típico de él decir las cosas sin pensar, así que no fue una sorpresa que la sala entera estallara en risas.
—Sabes que no se permite el alcohol —le contrarió Angie con tono grave, ni siquiera era la presidenta de la clase, pero dado que ésta tenía la costumbre de saltarse las clases de Consejo de curso, Angie había tomado el mando.
A decir verdad, no había mucho que mandar, sólo un puñado de alumnos asistía a esa clase, siete para ser exactos, incluidas Angie y Mel.
—Bien, me conformo con que vayas con algo corto.
Mel reprimió una sonrisa, recordando que estaban enojadas, pero de algún modo, no parecía que ese pleito fuera a durar demasiado. La semana anterior había estado dispuesta a pedir su cabeza, hoy en cambio…
Bien, la entendía un poco, lo que por supuesto, no la justificaba en absoluto.
Se estiró en la silla para echarse una siesta, recostándose más de lo que dictaba la buena educación, en cualquier caso la mesa cubría lo que los pantaloncillos cortos dejaban al descubierto de sus piernas.
—¿Crees que alguna vez alguien le preste atención? —la voz de Daniel la despertó, su hálito cálido cosquilleando en su oído. Mel saltó asustada y le dio con el hombro en la mandíbula por la sorpresa.
—¡Auch!
—Lo siento —chilló poniéndose en pie todavía nerviosa e inclinándose  hacia él para revisar su labio, una misión difícil cuando se ejerce sin tocar la piel del otro.
Mel estiró la manga de su chaleco y tomó su mandíbula con la mano cubierta por la tela. Así no habría intimidad.
—Pensé que estábamos en paz…
—¡Lo estamos! —, se defendió sin soltarle la mandíbula, tenía los ojos convertidos en ranuras, cerciorándose de todo estuviera bien. Entonces comprendió lo que el rubio decía. Lo que había insinuado…— ¿No creerás que fue a propósito?
La forma en que ahora la estaba mirando dejaba justamente ver eso.
—Vamos. No sabía que estabas sentado tras de mí. Me asustaste —le recriminó soltando su quijada— ¿Cómo puedes pensar que…?
De repente se dio cuenta de una cosa, nadie había dicho nada. Estaba bastante segura de que por la forma en que lo golpeó… Y la exagerada manera en que Daniel quejó, más de alguno en aquel salón debió notarlos, no que fueran muchos, pero…
La verdad es que había un silencio total.
—¿Dónde están todos? —, nada sino consternación saliendo de su boca. No había en nadie ahí.
—Se fueron, no sabía que tenías problemas de vista.
Daniel ahora había arrastrado su silla para quedar alado de ella.
—Mi vista anda perfecto, pero estaban aquí hace un momento.
—¿Hace un momento? Y eso sería algo como «un momento» antes o después de que yo te encontrara durmiendo en la silla?
—No estaba…—empezó a discutir, pero cerró la boca al darse cuenta de que efectivamente, había estado disfrutando de una siesta—. Y de todos modos, ¿Qué haces tú aquí? —, retomó el tono rudo en un intento por salvaguardar su dignidad—. Nunca te quedas en los consejos de curso.
—Antes que todo, ten —dijo Daniel, ofreciéndole un emparedado de jamón y queso—. No te vi comer en el almuerzo.
El gesto de él envió a la basura cualquier ápice de orgullo. En un principio no lo iba aceptar, pero tenía tanta hambre…
Lo aceptó sólo bajo la excusa de que si no lo hubiera hecho, su estómago hubiera gruñido de un momento a otro, eso sí que hubiera arruinado su digna respuesta.
—No tenía hambre.
—Eso fue lo que pensé, al parecer sólo verme basta para quitarte el apetito. Supongo si te comes el pan estaremos a mano. Además, lo hizo mi mamá, así que no tendrás que preocuparte por que alguna cosa mutante aparezca dentro de él.
Ella abrió sus ojos asombrada, Daniel estaba bromeando, tenía que estarlo.
—Gracias… —, pero seguía sin entender qué hacía él ahí.
Él debió notar la confusión en su rostro, dado que respondió casi al instante.
—Me dijeron que aquí podría encontrarte. Claro, eso fue antes de que la tomaras contra mí.
—¡No quise golpearte, lo juro!
Entonces, algo distinto a la burla tomó lugar en el rostro de Daniel, algo más peligroso, más intenso. Una oleada de comprensión llameó en sus ojos.
En ese momento a Mel lo último que le importaba era disculparse por el golpe, apenas y recordaba que tenía hambre, dejo el pan a un lado. La verdad es que estaba más concentrada en otra cosa.
Estaba sola con Daniel Evans en la sala de Consejo.
—¿Y sobre romper mi nota? —Ahora había bajado la voz— ¿Tampoco quisiste hacerlo?






WOOO, Tardé 10 meses, pero se retomó este bebe. Si alguna de las lectoras sigue viva, apreciaría me lo hiciese saber. Besitos y abrazos. Liss.

20 comentarios:

  1. Mel CT15:55:00

    Voy a llorar!! Al fin!! juro que se me llenan los ojos de lagrimas! Mi Daniel :D
    Gracias Liss!

    ResponderEliminar
  2. «Fantástico, ella se disfrazaba como una Barbie y él sin darse cuenta. Lo que sólo servía para dar fuerza a su argumento de que las mujeres se volvían idiotas cuando estaban enamoradas… No que ella lo estuviera o algo así.»

    Claro que Dan la noto.... y si dice que no.... oooohhhh no quieres como ser mi reaccion Dan....
    Me gusta mucho Mel.....
    Capitulo Genial!!!!!!!"! <3<3<3<3<3<3<3

    ResponderEliminar
  3. Leticia L.18:39:00

    Liss, la verdad yo la leí hace un tiempo, pero como no la actualizabas la deje. Ahora que leí todo junto me llamó mucho la atención, la voy a seguir ahora. Espero actualices prontito.

    ResponderEliminar
  4. belu_juanes19:31:00

    heyy Liss yo la leiaa estoy contenta deque vuelvass con este capiii yaa extrañaba leerlaa...y se quedaornn los dos soloss siiiiiii haber que pasa...!!

    ResponderEliminar
  5. !Ahh! no me creeras que me hiciste feliz esta semana con las actualizaciones y noticias mas felices dios me siento una lectora regalona, (yo y mi egocentrismo) pero te soy sincera que de verdad amo esta historia y soy demaciado feliz de leer un nuevo capitulo, espero que puedas seguir regalandonos actualizaciones de esta historia de verdad estoy feliz, alegre y gracias Liss.  miles de besos 

    ResponderEliminar
  6. Ashley Bernardi9:45:00

    ooohhh Dios y nos dejas asi.... claro q seguimos vivas y ahora mucho mucho mas...
    terminar el capi con esa pregunta
    simplemente me dejo 0.0 
    no puedo esperar para el proximo cap

    ResponderEliminar
  7. Maria Alejandra Castañeda Vald15:06:00

    en definitiva esta historia me atrapo, soy una nueva lectora de ella, y espero la sigas publicando.

    ResponderEliminar
  8. me dio mucho gusto que retomaras esta historia se que tiene futuro, espero que sigas actualizándola muy pronto.
    saludos

    ResponderEliminar
  9. Nuestrotintero21:57:00

    Gracias, hago lo que puedo, pero el tiempo no me ayuda.

    ResponderEliminar
  10. Nuestrotintero21:57:00

    Gracias nena, haré lo que pueda por actualizar

    ResponderEliminar
  11. Nuestrotintero22:04:00

    Jajjaja, tú sabes que ocupas un lugar especial en mi corazón bonita! <3

    ResponderEliminar
  12. Nuestrotintero22:05:00

    wahahha, obvio que la notó y la re notó, super mega ultra notó.

    ResponderEliminar
  13. Nuestrotintero22:05:00

    TODO PASANDO 13 13

    ResponderEliminar
  14. Tamara Lavalle20:15:00

    Lisss está genial.. cuando vas a continuar on los capitulos? :D quiero leer más! :D

    ResponderEliminar
  15. Plis sube yaaaa los capitulos¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  16. :O no me había tomado el tiempo para leer inhala, estaré al tanto para saber si es que subes otro capítulo C:

    ResponderEliminar
  17. Sofía Bo11:58:00

    bueno, yo recién la estoy empezando, así que me gustaría que continuara ;) (aunque soy más fan de Lazos de Sangre y a esa si que no la puedo esperar demasiado!jejeje)

    ResponderEliminar
  18. Adiccion21:01:00

    Ohh Liss, como te puedes dar de cuenta a penas empiezo con esta historia, pero me dejaste shokeada con este capitulo y es el ultimo ¡el ultimo! que has actualizado, espero que pronto vuelvas por aquí estaré muy al pendiente. Besos...

    ResponderEliminar
  19. Oh llore con este capitulo por favor actualiza pronto!

    ResponderEliminar
  20. disqus_6csknU60gq19:18:00

    otro capitulo siiiiiiii *o* esta genial!!

    ResponderEliminar

Deja que fluya...