lunes, mayo 16, 2011

Sin medidas - Cap 5

Cita: Convenio de encontrarse dos o más personas en un lugar. 

Derek apenas podía creer que fuera entrar a aquel lugar, la marea de extraños con  disfraces entrando a la pequeña tienda de comics parecía peligrosa en verdad, bien, estaba exagerado solo podía contra a través de los cristales a unas 20 personas, a mayoría tratando de por un día convertirse en su personaje favorito, ¿Quién demonios tenía como personaje favorito a un hombre de hojalata?, porque era el hombre de hojalata, ¿no?, no podía recordar a ningún súper héroe que utilizara pedazos de latas en su cuerpo.
-¿Sería muy malo decir que me alegro que no lleves traje?-, le preguntó a Samantha, fijándose en su blusa negra, los vaqueros y los zapatos… tornasol, ella lo miró suspirando teatralmente.
-No me lo recuerdes, metí a lavar el traje de la mujer maravilla y se encogió-, le respondió tan seria que de no haber visto el brillo en sus ojos se hubiera preocupado.
Derek no pudo reprimir una sonrisa, mientras la seguía a la tienda.
Ella entró saludando al hombre de hojalata y a un pobre intento del Chubaka con la mano, comentaban sobre los precios en rebaja debido al evento, el podría jurara que la vio dar saltitos ante la mención de un comic.
Derek no se perdió las miradas interrogantes de los hijos de Halloween, por primera vez en su vida se sintió como el raro del grupo, por poco y se miró la ropa, todos lo miraban como si se hubiera manchado la playera gris.
¡No era el único vestido de civil!, Samantha era prueba de ello, además de unas cuatro personas más.
Aunque al parecer el era el único “alienígena”
Llegaron hasta el fondo de la tienda, detrás de un pequeño mostrador, un hombre alto y de complexión delgada le sonrió con cariño a Sami, en otra situación Derek se hubiera burlado del peinado del tipo, pero había llegado un punto en el que creía que de faltarles al respeto lo llevarían a la prion intergaláctica.
Entrecerró los ojos mirando los cabellos suaves de Samantha caer por su espalda, ¡Esa maldita “Cita” iba a volverlo loco!
Ella le besó al mejilla al Sr. Spock (o a eso creía el que se refería el peinado tipo viaje a las estrellas), cuando se acercó se restregó el rostro con las manos.
-Hiper nasa manta queo la mi-, decía ella mientras el tipo reía mirándolo.
-Sctrube, it a maso idote meni, tuta it perfome-, contestó Spocky mientras ella soltaba una carcajada al girarse a observar a Derek.
El chico también se partió de la risa pero se libró de morir al controlarse primero.
-Lo siento, ella lo pidió-, le dijo mientras se giraba para cobrarle al hombre de hojalata un monto de revistas.
Samantha aun se reía, un poco.
-¿Qué?-, espectó Derek pues parecía que él era el chiste.
-Deberías haber visto tu cara, ¿en serio pensaste que tenían un lenguaje freak para los raros de los comics?-, murmuró ella antes de soltarse a reír de nuevo, el entrecerró los ojos y negó con la cabeza aunque parte del enojo se había ido y luchaba por controlar una sonrisa.
-Quisiera saber quién te aconsejaba en tus primeras citas-, le replicó el mientras ella se echaba el cabello hacia atrás.
-No fueron muchos consejos pero recuerdo lo de ser original, o quizás ese fue Yoda, ya sabes por la piel verde y todo eso-, le dijo ella mientras el reía rindiéndose.
Ella le sonrió en respuesta y justo en ese momento Derek perdió la ultima pizca de tensión por salir con ella a una cita (no cita), no sabía que esperar, sin duda no había esperado diversión y comic en la misma frase, la miró comenzar  a caminar entre los anaqueles mientras él la seguía a unos pasos.
Ella miró algunos números y hojeó unas cuantas revistas, saludando a otras tres personas, (no tenía comentarios para sus disfraces), aunque cuando estuvieron solos de nuevo comentó dos detalles a su parecer importantes.
-¿Por qué no me presentas?-, le susurró detrás de ella antes de pasar de largo y dirigirse hacía un montón de comic viejos.
Ella se acercó y él la miró, su expresión era risueña aun, pero sus ojos estaban serios al contestar.
-En realidad no volverás a ver a estas personas, ni ellas a ti, a riesgo de parecer grosera, si ellos quisieran que te presentara lo hubieran pedido.
Ouch, golpe bajo, Derek se trató de convencer que solo era su orgullo herido.

Sami pensó después de pronunciar las palabras que en realidad debía haber sonado horrible, pero la cruda verdad a veces dolía, aunque dudaba que Derek sufriera por no conocer a algunos de sus amigos.
Simplemente debían de andar con un poco más cuidado en lo referente a su tiempo juntos.
-Lo siento-, murmuró mientras el sonreía a medias.
-La verdad duele-, se tocó el corazón aunque ella notó que estaba bromeando, le dio un codazo y se giró hacia el estante frete a ella.
-¿Por qué no te disfrazaste?-, le preguntó el después, ella rodeó los ojos y lo miró
-Esa debe ser una pregunta retorica-, le replicó
-No, no lo es, además me lo debes, hace menos de un minuto heriste mis sentimientos, ¡y en la primera cita!-, dijo riendo al final, ella le hizo una mueca.
-Lo de la mujer maravilla no era del todo mentira, salvo lo de la lavadora, quise comprarlo, pero no encontré el… adecuado-, terminó Sami girándose, odiando el tenue rubor que sentía en las mejillas, no tenía que avergonzarse, bien, no creía que de haberlo encontrado se hubiera atrevido a mostrar la cantidad de piernas requerida
-Deberías alegrarte de haber comprado el traje hubieras tenido que teñirte el cabello-, le dijo el suavemente justo detrás de ella.
Tenía que admitir, sonrió y se estremeció al mismo tiempo.
Quizás Derik tenía posibilidades, quizás había encontrado un amigo y no se había dado cuenta todavía.
-Lo peor es que ya había comprado la peluca, pero encontrar solo tallas Mega Fox fue decepcionante-, aceptó Sami mientras el reía a sus espaldas.
-En lo personal prefiero como lo llena Linda Carter-, admitió mientras Samantha se giraba algo sorprendida.
-¿Qué?, no eres la única que era niña cuando estaba la serie, además mi mamá lo adoraba y papá se pasaba diciéndole que a ella le quedaría mejor el traje, mas curvas-, su cara de sufrimiento la hizo reír.
Samantha dejó de mirar por completo las revistas frente a ella.
-Tu padre suena a ser un hombre sabio-, le aseguró y el sonrió, solo un poco.
-Lo era-, aceptó mientras ella presionaba sus manos en puños, ¿Qué se decía en esos momentos?
-Entonces tuviste mucha suerte en conocerlo-, siguió sin pensar y él le sonrió con ojos cálidos, pasándose una mano por el cabello como si así alejara sentimientos incómodos.
-Sí, tuve mucha suerte-, terminó él mientras Sami soltaba el aire que estaba conteniendo, lo había hecho bien,  la ultima sonrisa de Derik le había dado un vuelco en el estomago, recordando que no había comido.
-¿Vamos a cenar?

Derek había dejado que Samantha escogiera el lugar para comer, ella le dijo muy segura que lo llevaría a probar delicias divinas,  el imaginó una hamburguesa de Monty’s, dudaba mucho que estuvieran pensando lo mismo.
Cuando al entrar percibió el olor a carne y papas a la francesa supo que no conocía en absoluto a la mujer a su lado.
Ben quizás se burlaría de que Samantha visitara Monty’s a menudo, a Derek la sorpresa le había estampado una sonrisa en el rostro.
Muchas veces cuando alguna chica le sugería salir a cenar, había pensado llevarla ahí y que conocieran la Monty-Burguer, sin embargo siempre terminaba comiendo emparedaos desabridos de Mr. Green o algo parecido.
-¿Qué pasa?-, preguntó ella sentada frente a el mientras esperaban por su orden.
-Tengo que aceptar, esta cita ha ido mejorando-, le dijo con sorna y ella le chasqueó los dientes divertida.
-Soy alérgica a la ensalada-, le bromeó encogiéndose de hombros y el sonrió mientras ambos se lamian los labios mirado las hamburguesas recién preparadas frente a ellos.

-Deliciosa-, exclamó Derek tragando la última mordida mientras Sami reprimía la risa, su labio inferior tenía una pequeña mancha de mostaza.
Ella deslizó su dedo por su propia boca y el resiguió el movimiento con el ceño fruncido aunque a todas luces no había captado la indirecta.
Sami rodeó los ojos cuando el arqueó una ceja, lo miró deslizar su dedo por el labio inferior hasta encontrar la mostaza y sonrió lamiendo la yema.
-Para la próxima me la quitas tú-, le dijo y Sami se preguntó porque aquello sonaba tan bien, eso era lo que pasaba con los pastelillos de chocolate, lo quisieras o no, casi siempre se antojaban.
-Para la próxima vez te tomare una foto y se la mostrare a mis nietos: “Lo que tuve que soportar la primera cita”
Ella dio la última mordida a su hamburguesa mientras él la miraba divertido. Esperó un momento antes de ponerse un poco más serio y acercarse con los brazos contra la mesa.
-Ben tiene planeada cierta táctica idiota-, comenzó mientras Sami suspiró, por un momento se había olvidado que aquella tarde no era una simple salida de amigos.
-Todos tiene sus tácticas Derik-, ella le sonrió mientras el fruncía el ceño.
-¿Todos?, creía que el único que había hecho un movimiento tonto era Samuel-,  siguió Derek mientras ella sopesaba si decirle sobre el chico ojos hermosos.
-Alan es divertido a pesar de parecer casi aburrido todo el tiempo-, le dejo caer con tono ligero mientras bebía de su refresco, el frunció el ceño, luego abrió la boca, la cerró y volvió a fruncir el ceño.
-¿Alan?-, dijo como autómata.
-¿El también entró en la apuesta, no?-, replicó Sami y Derek asintió distraído.
-Sí, es solo que no espere que hiciera nada-, terminó él.
Sami  pensaba lo mismo, Alan no parecía del tipo “sigámosle el juego a Ben-Ken”
-Pues hasta ahora a sido el menos obvio y el más interesante-, aceptó Sami sincera y un tanto bromista, le fascinó ver la mueca de indignación e Derik
-¿Y yo?-, preguntó casi molesto, ella rompió a reír.
-Tú no cuentas, estás haciendo trampa, ¿recuerdas?-, dijo en tono bajo acercándose más, el solo rodeó los ojos y le hizo una seña al mesero por la cuenta.

Derek tenía que admitir que se había divertido y no solo desde Monty’s, todo esa tarde había sido plenamente una satisfactoria sorpresa aunque, ya se había terminado.
Samantha se giró justo frente a la entrada de su edificio y lo miró mordiéndose el labio.
-Y aquí termina la primera cita, si fuera real hasta te daría un beso Derik-, le dijo ella mientras él se acercaba un poco más divertido.
-Si fuera real todavía no terminaría-, le dijo mirando como ella le hacía un mueca ante su tono seductor, el cual ni siquiera había pensando en usar, pero igual sabía que era verdad, no importaba si fuera ella o no, alguien que lo había divertido tanto no se desharía de el tan fácil, a él le tocaba regalarle unos buenos minutos, es ALGUIEN era la mujer frente a él.
De no ser por la maldita apuesta nunca se hubiera imaginado una cita perfecta que comenzará con la visión de un hombre de hojalata.
Que ridículo sentirse idiota por eso.
-No alardes, puedo morderte la lengua-, replicó ella mordaz y ojos juguetones antes de dar media vuelta sin mirar atrás.

Cel.





15 comentarios:

  1. Creo que ya lo he dicho un millar de veces, pero... Eres diosa, no más, adoro esta novela. O.O, con todo mi ser. Besotes!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo19:15:00

    Es fantástico, me encanta este historia y me encanta aun mas
    como poco a poco Derik se va dando cuenta que tan divertida es Sami.

    ResponderEliminar
  3. Oh Dios podria amar mas esta novela???? no creo que no creo que me brillan los ojos durante toda la lectura! son tan hermosos!!! Derik (suspiro) por otro lado creo que a Alan de veras le gusta Sammi... puede ser??? bueno igual esperare con muchassss ansias el prox capitulooo!!! *.*

    ResponderEliminar
  4. *O* estuvo buenísima es fantástico como Derek va descubriendo a esta mujer divertida y como pasa a segundo plano el ello de que no tenga las medidas perfectas que la sociedad impone a muchas mujeres ;D

    ResponderEliminar
  5. Anónimo0:36:00

    hermosisisissisimaaa novela eress una geniaaaa <3

    ResponderEliminar
  6. Yo, como que quiero que pasen a la acción! pero pero...quiero ver con Alan hace más jugadas, ya saben. Los callados son los peores, y me tinca que alan hará el peor daño a samanta

    saludos

    ResponderEliminar
  7. holaa ahh como hemos visto derek se divirtio en su citaa con sami ...y le molesto cuando le conto lo de alan mmm jee...me fascinooo este capitulo y voy a esperar ansiosaa el siguiente capiii...para ver que pasa y que otra movimiento hace alan por que yo creo que algo mas va a hacerr y haber si derek y sami se acercann un pocoo mass....je!!! besoss!!!

    ResponderEliminar
  8. harael*16:26:00

    hermoso , me encanta esta historia , me encanto el capitulo , y me encanta como escribes , sigue asi porfavoor !

    ResponderEliminar
  9. :O me encanta!!!! *O* jajajajaj es muy buena ojalá sigan subiendo capítulos más seguido!!!! ;)

    ResponderEliminar
  10. Buenisima novela! :D Lástima que este tipo de situaciones solo pasa en los libros... y no en la vida real...

    ResponderEliminar
  11. NO SE X Q NO LA HABIA LEIDO..ES TAN INCREIBLE... ME ENKNTA SAMMY SU ACITUD..SUS PALABRAS Y SU FORMA DE PENSAR... ES ASOMBROSA JEJEJEJE GRAXXIASS

    ResponderEliminar
  12. ahhhhh... me encanto...!!! me encanto la cita...!!!

    ResponderEliminar
  13. yo quiero una primera cita como esa.. mm bueno le agregaria el besito de buenas noches jejejejee

    creo que me estoy volviendo adicta a esta novela.. jeee

    ResponderEliminar
  14. Anónimo16:07:00

    Me encanta tu trabajo o x lo menos lo que e leído.
    Derek es muy lindo x el momento, veamos como c desarrolla su personaje en la historia y Alan me parece interesante, sigo leyendo a ver q pasa.


    XFA NO DEJES DE ESCRIBIR.

    ResponderEliminar
  15. genial capitulo, me estoy poniendo al dia con la lectura, ya ke termine mis clases XD

    gracias

    ResponderEliminar

Deja que fluya...