jueves, mayo 05, 2011

Mas que juegos - Septimo Capitulo

Capitulo 7

-¿Se siente bien, joven?-, preguntó Harry entrando a la cocina, Nick no levantó su cabeza de la superficie fría de la mesa de desayuno.
Tenía una cerveza en la mano, la misma que no había abierto por que acababa de hacer un gran descubrimiento, el líquido frío dentro del envase igualmente helado venía estupendo contra su sien, calmaba el dolor de cabeza.
¡Se había despertado a las siete de la mañana!
-Tengo dolor de cabeza-, le contesto entre dientes al hombre mayor.
-¿Necesita un analgésico?-, siguió el mayordomo.
Nick gruñó y asintió.
-Lo que de verdad necesito es que le digas a la ninfa que tú prepararas el desayuno a partir de mañana-, añadió, Harry pareció no oírlo mientras caminaba hacia la puerta para buscar la medicina.
Samantha llevaba solo dos días en la casa, y los mismos malditos dos días había tocado su puerta a las seis y media y dejado el desayuno en el pasillo, pan tostado (quemado) y jugo (agrio).
Nick ya había entendido el mensaje, era la pequeña venganza de esa linda arpía.
Aquello estaba siendo ridículo, ¡llevaba dos días asistiendo a sus clases matutinas!
La noche anterior no había podido salir, pues para su consternación se había quedado dormido, un secreto que nadie, nadie debería saber.
Harry regresó con dos pastillas y le acercó un vaso de agua quitándole la botella.
-¿Por qué no te he despedido todavía?-, le preguntó tomando un trago de agua.
-Una pregunta ya contestada, ¿Esta aburrido?-, preguntó con seriedad Harry, sin embargo Nick lo conocía lo suficiente para ver la diversión en sus ojos.
-¿Sabes donde están mi huéspedes?, tengo ganas de asesinar a alguien-, le preguntó estampándose una sonrisa torcida en el rostro.
Harry permaneció impasible y miró hacia la entrada que dirigía a la estancia de la casa.
-Ambos están en el cuarto de entretenimiento, la señorita Samantha tenía un ensayo que terminar y el señor Anderson estaba fascinado con algunos de los libros de la biblioteca, le dije que podía tomar el que quisiera-, contestó.
Jodidamente genial.
-¿Qué no les enseñaste la alberca, el jacuzzi, ¡el mini bar!?-, preguntó Nick terminándose el vaso de agua.
-Gracias adiós no todos se comportan como simples universitarios-, replicó el mayordomo.
-Harry, también te quiero-, murmuró levantándose, se pasó una mano por el cabello mientras caminaba hacia la puerta.
Ya les había dado suficiente tiempo para aclimatarse, era hora del siguiente movimiento, infiltrarse.
Se detuvo justo antes de cruzar el umbral de la estancia.
-¿Harry?-, llamó en voz baja
-Sí, joven
-¿Algún entretenimiento aburrido?

***

Sam sabía que Kevin no estaba leyendo, llevaba en la misma página casi quince minutos.
Por instantes, sentía su mirada, y todo su cuerpo vibraba, estaban en extremos opuestos del cómodo, realmente cómodo sofá de cuero.
Ya decía ella que Colton debía tener algo bueno.
A pesar de que extrañaba su espacio, estar en esa casa le había permitido distanciarse un poco de la carga de emociones y sentimientos de hacia tres días, había hablado con Kevin (no más de lo necesario) y ni una vez había mencionado su noche juntos.
No sabía si respirar tranquila o volverse loca, más en momentos como ese.
El la estaba mirando de nuevo, lo sentía.
Si algo no ocurría la tensión la cortaría en dos…
-Estoy aburrido-, la voz de Nick casi la hace saltar, estaba mirándolos alternadamente sosteniendo varias carpetas de DVD.
-Recuérdame cuando te pregunté-, le contestó Kevin sin dejar de mirar a la pagina, la misma que llevaba observando por mas minutos de los que ya eran razonables.
-Calma ahí Anderson, solo estoy siendo un anfitrión interesado, miremos una película-, respondió Colton entrando en la habitación y sentándose en el medio del sofá.
 -Hago un ensayo-, respondió ella cortante.
No era como si fueran amigos de Colton, ella solo estaba ahí como una vía de escape.
-El cual según Harry entregaras hasta el fin de semana-, replicó Nick mirando con una sonrisa
-Yo me voy a dormir-, susurró Kevin cerrando el libro.
Sam frunció el ceño, hasta para ella era temprano, no pasaban de las ocho.
Se dio cuenta que su amigo no se había levantado del sofá, estaba esperando que ella también se fuera a dormir.
¡Fantástico!, estaba en la casa del demonio y Kevin decidía que el mejor curso de acción era encerrase en su habitación.
Le molestaba que Kev pensara que necesitaba protección de Nick, él era el que lo había besado, no ella, aquel recuerdo le hizo fruncir el ceño.
-¿Qué película?-, preguntó sin poder detenerse, Nick miró a Kevin con una sonrisa triunfal.

***

Kevin no podía creer que estuvieran a mitad de la tercera película, la primera había sido un asco elegida por Colton, SAW 7, después Sam había pedido una, ¿Cómo lo había llamado?, retribución, si, retribución, había elegido LOS MAGNIFICOS, y se la había pasado babeando por Bradley Cooper, y diciéndole que era rubio cada cinco minutos, aquel chiste privado era solo de ellos, pero mucho se temía que Colton lo había adivinado, eso solo aumento su molestia contra ella.
Necesitaba hablar con Sam, ¿Por qué diablos no lo entendía?
La película que quedaba era BURLESQUE, se había tenido que tragar las bromas de Colton, tu elección refleja mucho de tu “personalidad” le había dicho cuando Kevin se levantó para poner la película.

Se giró para verla mientras en la pantalla plana bailaban y cantaban sin sentido, ella estaba dormida plácidamente, hecho un ovillo en la orilla.
-No le gusta la competencia-, murmuró Colton sin dejar de ver hacia el frente.
-Ni siquiera voy a tratar de entender-, le contestó sin poder detenerse.
-Ella es rubia, Cristina Aguilera también, si me preguntas, me gusta más la ninfa, pero es tu opinión…-, Nick se encogió de hombros mientras Kevin se pasaba una mano por la nuca.
-Cállate idiota-, le replicó mientras Colton reía suavemente pausando la película.
-Cierto, no son rubias, sino rubios. Lo había olvidado, por un momento.
Kevin lo fulminó con la mirada, tomando el control de la pantalla y sacando el DVD, se levantó para quitarlo con movimiento rígidos.
-¿Por qué te molesta tanto?, eres gay, ¿no?-, preguntó Nick suavemente a su espalda.
Ojala el pudiera contestarse esa misma pregunta.
-¿Por qué no has salido?, salir de forma completa, buscar pareja, el amor las mariposa y todo eso-, le dijo Colton cuando se giro, Kevin frunció el ceño.
-¿Y tú?, para tener fama de mujeriego sabes besar a un hombre-, había enojo en su voz pero también algo mas, ambos lo notaron
-Pregunté primero-, siguió Nick dejando pasar el momento.
Kevin le contestó sin siquiera darse cuenta, era necesario, soltar un poco de tensión.
-Les dije a mis padres, ambos dijeron que era mi vida, pero los perdí, una parte de ellos se alejó para siempre, mi vida es personal, solo me interesa a mí y  las personas que quiero-, terminó sin poder evitar que su mirada fuera hacia Sam, aun dormida.
-¿Y tú?-, insistió, Nick lo miró un momento, con una sonrisa socarrona en el rostro Kevin permaneció serio y de pie frente a él. Por un segundo la expresión de Colton cambió, frunció el ceño y desvió la mirada,
-No hay a quien decirle que le interese-, comenzó en voz baja.
-… no te preocupes siempre se con quien me estoy acostando-, terminó levantándose y yendo hasta el quitándole el DVD de las manos.
Kevin no lo soltó de inmediato
-No eres tan malo como piensas-, murmuró sorprendiéndose así mismo por creer las palabras.
-Lo que digas Andi-, Nick le giñó un ojo antes de salir.

***

Nick se despertó temprano, sin ninguna imposición, pues había soñado con los labios de ninfa mientras las palabras de Anderson se deslizaban en sus oídos, “No eres tan malo”.
Que idiota si lo creía de verdad.
Ser malo o bueno era subjetivo, Nick, era Nick, así de sencillo.
Se quedo en la cama por más de una hora, en esta ocasión nadie llamó a su puerta para dejar el delicioso desayuno.
Frunció el ceño pero se obligó a permanecer sobre el colchón un poco más.
Casi media hora después se puso un pantalón de chándal y bajó hacia la cocina, ¿y ahora que haría si ese día no tenía clases temprano?
-Seré una ingeniera, y una exitosa, un máster en Administración no está en mis planes, en serio papá, no quiero hablar de esto, otra vez -, los argumentos de la ninfa siguieron, se detenía y escuchaba por el móvil y volvía a bufar, levantar las manos, poner los ojos en blanco y moverse por toda la estancia.
-Vete haciendo a la idea de que no renunciare, tengo cerebro para esto,…Si, te llamare después-, terminó.
Se quedo mirando el móvil un momento antes de girarse y notarlo, Nick se maldijo por no ocultarse, en este caso la curiosidad lo había matado.

Sam sabía que la había escuchado y si decía una maldita palabra lo destrozaría ahí mismo.
-No digas nada-, siseó ella guardando el móvil en su bolso, estaba por irse al campus.
-¿Que crees que diría?-, preguntó él con una sonrisa.
-Una idiotez-, aseguró Sam contundente
-¿Sabes cómo se le llama a lo que tú tienes conmigo?-, formuló el  pasándose una mano por el torso, un torso que Sam fue muy consciente estaba desnudo.
Maldición.
-Odio innato, ¿quizás?-, inquirió, el sonrió negando y se acercó solo lo suficiente para que a ella se le acelerara el corazón.
-Juego preliminar -, le dijo con un guiño y se dio media vuelta alejándose.

Kevin alcanzó a Sam que se dirigía a otra ala después del medio día, algo no iba bien, estaba más gruñona que de costumbre.
Se había quejado del calor, el profesor y sus zapatos con solo decirle hola.
Al final la convenció de pasar a la cafetería un momento, se sentaron en la sombra y ella bebió un poco de la botella de agua fría.
Cerró los ojos y suspiró.
-Mi padre llamó-, dijo ella sin mirarlo, aquello contestaba muchas preguntas, Samantha siempre había sido la niña de papá, siempre había tratado de complacerlo, su elección de carrera no lo había hecho.
-¿La misma conversación?-, preguntó Kevin
-Con puntos y comas-, terminó ella con una sonrisa triste.
-Déjalo pasar Sam, tarde o temprano lo entenderá y estará orgulloso-, le trató de tranquilizar, unió su mano a la de ella que descansaba entre sus piernas, el contacto no fue reconfortante, fue casi electrizante, ella apartó sus dedos, discretamente, para todo el que no fuera él.
Kev se quedo en silencio por un buen par de minuto mientas ella bebía agua.
-¿No vamos a hablar de esa noche?-, preguntó en voz baja
-No, no puedo Kevin, no ahora-, dijo ella después de un momento levantándose y dejándolo solo.

***

Samantha saludó a Harry quien le informó como si ella fuera la dueña del lugar que ni Kevin ni Nick se encontraban en la casa, ella soltó el aire contenido y asintió, asegurándole que estaba bien cuando él le preguntó.
Pero no era así, no, no estaba bien, estaba demasiado confusa, demasiado consciente de todo y de todos a su alrededor, sus sentidos parecían estar perdiendo el juicio.
La realidad es que estaba aterrada.

Cuando llegó en su habitación (su habitación por los últimos tres días) había un libro sobre la cama, con un gran y ridículo moño rojo y una pequeña nota blanca.
MUJERES BRILLANTES, se leía en el titulo, Sam frunció el ceño y tomó la nota, y la leyó.

Dáselo a tu papa, que se dé cuenta que no eres la única, ninfa
Nick

13 comentarios:

  1. ayy!!!! diosss!! mujer habla por dios!! se que es dificil pero me esta desesperandooo!! jajajaja

    me encanta!! ♥.♥

    besitos
    Mel

    ResponderEliminar
  2. Lo siento, pero yo no puedo menos que amar a Nick, es claro, no promete nada, la verdad... más bn oculta TODO, ahahha pero vamos, déjenlo jugar, dejen decir feliz al POBRE NIÑO RICO, ahahahha Dios. Ya ya ya Liss, respira, que después de todo NO ES REAL.
    Vale, ni siquiera yo me creí eso...
    Hahahhaa, excelente cap Cel.

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    he de reconocer que Nick tuvo un detallazo con lo del libro,pero fijo que se esconde algo bajo la manga.
    Estoy deseando que Kevin y Sam hablen las cosas.
    Nos seguimos leyendo
    Bikos

    ResponderEliminar
  4. que buen cap!!!! que encato Nick!! jajajaja muy bueno de verdad felicidades!!!!!

    ResponderEliminar
  5. looo ameeeee *u* &Nick diosss noo no es maaaalo, solo es icomprendido, & la relacion Sam/Kev awws no seee, es que deben hablaaar , y ella se niegaaa !

    ResponderEliminar
  6. holaaaaa estoyyy locamenteenamoradaa de nickk jeee..me encantaa este chicoo malooo jaa...y el detalle del libro estuvo estupendoo!! y sam no se sientee preparada par hablar con kevinnn buenoo veremos quesucede entre ellos dos...estuvo fantastico el capitulo!!!!! besoss""!!!! la imagenn me re gustoooo!!!

    ResponderEliminar
  7. SAM HABLA CON KEV, LA ANGUSTIA ME MATA!!!

    ResponderEliminar
  8. me encanta ;D amo esta historia
    Sam debe hablar con kev ¬¬
    me gusto el detalle del libro por parte de nick =)

    ResponderEliminar
  9. a veces el cabróncicimo de nick puede ser realmente electrizante y hasta tierno...pero que el no se entere jajajaja....lo de sam y kev nomas se esta hinchando sin albur....y pronto explotará!

    ResponderEliminar
  10. Ahh! Nick va a rsultar Quemadiiiisiiimooo con tnto jueguitoo.... Dios me dejas sin aliento XD

    ResponderEliminar
  11. Anónimo14:30:00

    publiquen mas capitulos de esta historia plis...!!!! =(

    ResponderEliminar
  12. oh GOD cada vez se pone mejor la historia ejjee

    es cierto lo que le dijo kevin a nick el no es tan malo como quiere ser.... ejjeje

    y sam es mi impresion o esta empezando a sentir algo por nick tb ejjee

    bueno espero que puedas actualizar pronto me estas matando de curiosidad por saber que va a pasar entre esos tres jejejee

    ResponderEliminar
  13. Awwww... que lindo detalle de Nick

    estoy de acuerdo en partte con Kev y en otra con Nick. él no es malo, solo es Nick


    me encanto cuando Kevin dijo:

    -¿Y tú?, para tener fama de mujeriego sabes besar a un hombre

    quiero saber que va a pasar !!!!!!


    saludos y besos

    chiao =3

    ResponderEliminar

Deja que fluya...